• 17 de junio de 2024 04:17

Apuestas responsables: ¿cómo se protegen a los menores de edad y las personas vulnerables?

Una de las mayores preocupaciones de las apuestas deportivas y los juegos de azar en Argentina es lo accesibles que son para los jóvenes y aquellos que tienen problemas económicos. En realidad, el problema radica en las casas de apuestas y casinos que operan sin autorización y, por lo tanto, ilegalmente, en nuestro país. Los que están regulados tienen numerosas medidas que ayudan a proteger a la población que no debería apostar.

En el ámbito de los juegos de azar y las apuestas deportivas online se ha generado mucha intranquilidad con respecto al acceso de menores de edad y personas vulnerables, que solo tienen que abrir una página web para empezar a apostar. La única manera de restringir este acceso es la regulación; desde el 2021, las loterías provinciales deben autorizar a las casas de apuestas en Argentina mediante licencias que les permitan operar legalmente. 

Sin embargo, aun cuando estas leyes están vigentes, muchos sitios de apuestas ilegales no están restringidos en el país. El primer paso para evitar el acceso de la población vulnerable es erradicar estas plataformas. Por su parte, las casas de apuestas y casinos online autorizados toman medidas para proteger a quienes no deberían apostar.

Verificación de la identidad

El primer paso para detectar la presencia de menores de edad en una casa de apuestas es la verificación de la identidad. Se trata de un proceso que es obligatorio en las plataformas reguladas y que implica corroborar que los datos ingresados por el usuario son verdaderos. 

Cuando una persona quiere registrarse en una casa de apuestas o casino online, debe completar un formulario de registro con sus datos personales. El primer impedimento que encuentran los menores de edad es que no pueden ingresar un año de nacimiento que sea posterior a 2006. Por otro lado, aun cuando ingresaran una fecha de nacimiento falsa, el primer paso de la verificación es enviar una foto del DNI en donde conste que la persona es mayor de edad. De esta manera, se evita el acceso a la plataforma de personas que tengan menos de 18 años.

Herramientas de autoexclusión

Por el lado de las personas vulnerables que, por ser mayores de edad, sí tienen acceso a las casas de apuestas legales, existen herramientas de autoexclusión y límites que se pueden configurar para restringir el tiempo que se pasa en la plataforma e, incluso, la plata que se invierte en las apuestas.

Estas son algunas de las funciones que pueden activarse en las plataformas que están autorizadas para operar legalmente y, por lo tanto, tienen la responsabilidad de proteger a sus jugadores:

  • Exclusión voluntaria: El jugador tiene la capacidad de establecer límites de tiempo en los que no podrá ingresar a la plataforma. El mínimo es 24 horas y se puede extender hasta 6 semanas.
  • Cierre de sesión inmediato: Es un botón que ofrecen algunas casas de apuestas para que el jugador pueda hacer clic y cerrar su sesión inmediatamente, sin importar en qué esté apostando.
  • Bloqueo de secciones: El jugador puede seleccionar qué secciones no quiere que estén disponibles en su sesión.
  • Test de autoevaluación: Las loterías provinciales ofrecen cuestionarios que analizan qué tan problemático es el juego para una persona. Dependiendo de los resultados, se puede acceder a distintos recursos que pueden ayudar a mejorar la situación.
  • Registro de autoexclusión: También a nivel de las loterías provinciales, un jugador puede inscribirse allí para que se impida su acceso a las plataformas reguladas.

La única manera de proteger a los menores de edad y las personas vulnerables de las apuestas es erradicar las plataformas ilegales en favor de las casas de apuestas y casinos que operan con autorización.