• 25 de febrero de 2024 15:38

Herramientas contra ciberdelitos

Las amenazas digitales a las que continuamente están expuestos nuestros equipos, cada vez son mayores. Frente a esto, a todos nos preocupa la posibilidad de ser víctimas de un ciberdelito o de una infección digital que nos lleve a perder nuestros archivos más preciados, pero ¿realmente hacemos uso de las mejores herramientas que tenemos a nuestra disposición para protegernos?

Según el estudio “Caracterización del subsector y el mercado de la Ciberseguridad” que realiza Ontsi y el Ministerio de Industria, hasta noviembre de 2015 se registraron 2.560 incidentes, un alza de 79,9% frente al año anterior. De estos, la mayoría presentan una alta criticidad (1.772), mientras que el principal aumento se da en el segmento medio, de un 475%. En el primer puesto de los casos más repetidos se encuentra el contenido malicioso, seguido por los delitos de fraude o contenido abusivo, entre otros.

“La ciberdelincuencia es un fenómeno muy dinámico, ya que continuamente aparecen nuevas amenazas que afectan fácilmente a nuestros equipos, por eso, toda precaución es poca. Además, los usuarios deben ser conscientes de los peligros en los que incurren cuando descargan un archivo o entran en una página de aspecto sospechoso” asegura Carlos Aldama, perito informático y director de Aldama Informática Legal.

Con esto claro, a continuación analizamos la seguridad que nos ofrecen las principales herramientas que utilizamos o acciones que llevamos a cabo para protegernos según el informe de la Ontsi y el Ministerio de Industria:

-Programas antivirus: al confiar nuestra seguridad, la opción que el 81,4% de los usuarios prefiere es instalar programas antivirus. “Esta es la opción tradicional más usada y es útil para amenazas y virus conocidos. Por supuesto, es fundamental tenerlo instalado, pero para una seguridad efectiva, lo recomendable es combinarlo con otras opciones y siempre mantenerlo actualizado, remarcando que casi el 20% de los usuarios no lo actualizan con frecuencia” señala Aldama.
 Actualizar el S.O.: Una de cada dos personas (55,2%), tienen en cuenta que actualizar el sistema operativo, es también una herramienta de seguridad. Esta opción, aunque no debe ser la única, es recomendable de usar junto con otras y garantiza frenar una gran parte de los ataques que se llevan a cabo, aprovechando vulnerabilidades de antiguas actualizaciones del sistema.

-Firewall: cuanto mayor es la complejidad de la herramienta, menos usuarios la utilizan, como en el caso de los cortafuegos o Firewall, usado por el 40,6%. “Un firewall es una herramienta ideal para bloquear accesos no permitidos, por lo que es muy importante al navegar por internet. Siempre deberíamos tenerlo. Es importante saber que estos dispositivos pueden ser software y hardware, y que su gestión cada día es más sencilla; además, al igual que con los antivirus, debemos actualizar las diferentes “reglas” con frecuencia” apunta el director de Aldama Informática Legal.

-Bloqueo de pop-up: todos encontramos bastante incómodos que nos aparezcan en la pantalla pop-ups, pero solo el 34,1% de los usuarios, utiliza programas o configuraciones para bloquearlos. Estos, sin embargo, son muy útiles a la hora de prevenir que algunas de estas ventanas emergentes nos lleve a visitar un sitio o descargar un archivo no deseado que pueda provocar una infección del ordenador.

-Programas anti-spam: el correo electrónico y las aplicaciones de mensajería, son una de las principales puertas de entrada de virus y troyanos y, aun así, solo 30,4% usa este tipo de programas para evitar el ‘spam’. Hay que tener en cuenta que tener instalado un programa anti-spam ayudará al usuario proteger estos canales y evitar que, por descuido, nos consigan introducir un archivo malicioso.

-Programa anti-espía: los programas espías son una de las principales herramientas que tienen los ciberdelincuentes para hacerse con las claves y datos personales. A pesar de esto, tan solo el 26% de usuarios usa programas anti-fraude, quizás por el propio desconocimiento de los ataques, que pueden llegar incluso a usar de manera fraudulenta los datos bancarios.

-Plugins de seguridad: la mayoría de las veces, no somos conscientes de los riesgos que supone navegar por internet. Por eso, utilizar estos plugins en el navegador pueden ser un factor fundamental para incrementar nuestra seguridad al combinar con otras opciones. Solo lo usa el 25,2%. No obstante la experiencia como perito informático indica que numerosos plugins “gratuitos” que se descargan los usuarios para securizar su sistema, son en sí mismo su principal problema de seguridad, reportando datos privados a terceras partes.

-Bloqueo de publicidad: aunque tratamos de buscar programas que no nos llenen de publicidad, algunas veces es inevitable. Aun así, no nos protegemos lo suficiente, pues solo el 19,7% de usuarios, menos de uno de cada cinco, utilizan programas o configuración de publicidad. Si esto se extiende al móvil y las aplicaciones “gratuitas”, el porcentaje de usuarios que no usan herramientas y que desconocen los daños y filtración de datos en sus equipos aumenta considerablemente.

“Por lo general, la mejor defensa posible es en la que se integran varias herramientas y acciones destinadas a incrementar nuestra seguridad. Por eso, lo más efectivo es utilizar varias de las opciones anteriores, cada una en su ámbito de actuación, para proteger la mayor parte de entradas a nuestro ordenador posibles. Esto, junto con una mayor concienciación de los riesgos a los que nos enfrentamos” agrega Aldama.

carlosaldama-0010

Cada vez es más común realizar exámenes periciales para determinar el alcance de las intromisiones. Además, debemos ser conscientes de que podemos ser víctimas de un ataque y por ello, es importante estar prevenidos: tener copias de seguridad seguras y controlados nuestros datos más importantes, comenzando por usar programas de cifrado para almacenar las claves de los accesos a nuestros sitios y acabando por realizar borrados seguros de la información sensible que queramos dar de baja.