• 26 de febrero de 2024 09:48

Inalámbrico y fiel a cada nota, así es el nuevo altavoz BeoLab 20

Con líneas minimalistas y un aspecto relativamente sencillo, el nuevo BeoLab 20 no hace ostentación de la profusa musicalidad que encierra. Sin embargo, al encenderlo y subir el volumen, incluso los más exigentes melómanos descubrirán todo el partido que puede sacarse a sus canciones favoritas.

Según afirma Michael Langager, vicepresidente de Core Business, el último altavoz de suelo de Bang & Olufsen es el resultado de un proceso de innovación que recurre a las tradiciones de diseño de la empresa y a su amplia experiencia en crear sistemas de sonido para vehículos de alta gama. «BeoLab 20 es la materialización de todo lo que hemos aprendido sobre diseño de sonido de calidad superior para espacios pequeños en los últimos 10 años», explica. «Con estos altavoces, proponemos un reto muy sencillo para la tecnología sofisticada: hacer que la buena música suene tal y como el artista habría querido que se escuchara».

Pura potencia y un nuevo y revolucionario motor de sonido.
El nuevo motor de sonido digital ofrece más potencia de procesamiento que cualquier otro de su tamaño. ¿Y por qué debería importarle esto a un amante de la música? Porque este acreditado motor permite a los ingenieros de sonido de Bang & Olufsen llevar el rendimiento al límite para ofrecer una definición, autenticidad y dinámica excelentes y hacer que la música cobre vida.

«Entre otras cosas, hemos ajustado al milímetro nuestro procesador de sonido digital para eliminar las resonancias, medir las temperaturas del imán con increíble precisión y afinar tres unidades magníficas para reproducir el sonido de la forma más natural posible», indica Langager. «Combinado con las grandes reservas de potencia del altavoz activo, BeoLab 20 brinda un resultado exquisito en gamas medias y también unos graves intensos y controlados que marcan el ritmo de forma increíble. Con estos altavoces, no necesitará un subwoofer aparte».

Diseñado para el mejor sonido con la más sofisticada simplicidad.
«BeoLab 20 es un magnífico ejemplo de la filosofía de Bang & Olufsen: primero va la función y después, la forma», explica Marie Kristine Schmidt, vicepresidenta de Marca, Diseño y Marketing. «Cada aspecto de la forma de este altavoz tiene su razón acústica de ser y todas las piezas se unen en un minimalismo de líneas esculpidas que dan un valor añadido a cualquier habitación».

El emblemático altavoz de agudos con lente acústica, una hazaña de la artesanía con metal, transmite las altas frecuencias de modo homogéneo por la estancia en un espectro de 180 grados. Por eso, tanto si prefiere disfrutar de su música en el sofá como en un sillón, ese lugar será el punto óptimo de escucha. La base de aluminio eleva la caja para dar la sensación de que flota grácilmente sobre el suelo y, además, mejora el rendimiento de los graves. Incluso la parte posterior del altavoz resulta enigmática a la vista por un motivo: la rejilla de refrigeración en color negro suave dispersa el calor de forma que las potentes unidades rindan al máximo sin sobrecalentarse.

BeoLab20_2_edit

Todo el sonido. Ningún cable.
Bang & Olufsen fue el primer fabricante en incorporar la revolucionaria plataforma WiSA, y BeoLab 20 es el último altavoz con Immaculate Wireless Sound de la marca. Con la reproducción de sonido digital multicanal y de gran fiabilidad de WiSA, BeoLab 20 le permite disfrutar experiencias de escucha sublimes sin comprometer la integridad del diseño de su hogar.

El nuevo BeoLab 20 ya está disponible en tiendas Bang & Olufsen de todo el mundo a un precio recomendado de 4.998€ por unidad y de 8.995€ por el set de 2 unidades.