• 17 de junio de 2024 05:38

Un display de 0,3mm OLCD, flexible y wearable

FlexEnable, el líder en el desarrollo e industrialización de OLCD ha presentado en el Mobile World Congress 2016 un nuevo wearable. Se trata ni más ni menos de una pantalla curva OLCD, ajustable a la muñeca como un smartwatch y muy confortable. La pantalla de sólo 0,3mm de espesor demuestra cómo es posible crear, llevar puesto y utilizar tecnología (pantallas y sensores en este caso) flexible. Esto revoluciona los dispositivos wearables, imprimiéndoles un aspecto más que innovador a sus formas y posibilidades electro-tecnológicas.

El prototipo de OLCD smartwatch presentado en este evento muestra los beneficios que la tecnología flexible proporciona a los productos wearables: el uso de displays flexibles significa que el diseño de wearables ya no está limitado a las dimensiones estrictas de los materiales rígidos, sino que puede ajustarse al usuario y no al revés. Al ser extremadamente ligero y delgado, los displays flexibles ahorran espacio que puede ser aprovechado para potenciar el diseño de los dispositivos, así como para incluir componentes adicionales o capacidad de batería.

Además de la interfaz del smartwatch estándar, el display OLCD puede procesar colores más vivos y contenido multimedia con fluidez, aspectos que proporcionan una mayor utilidad debido también al tamaño de la pantalla. Este concepto de tecnología para el usuario pone de manifiesto que los displays que se ajustan al cuerpo aumentan significativamente el área de visualización de dispositivos portátiles sin comprometer la comodidad del usuario y la estética.

El OLCD 4.7″, desarrollado por FlexEnable, es posible gracias a la innovadora tecnología de transistor flexible que se ha utilizado para desarrollar las pantallas, siendo estas flexibles e irrompibles al no estar fabricadas con cristal. Esto es particularmente aplicable en las industrias de móviles, portátiles y de automoción.

Chuck Milligan, director general de FlexEnable, dijo: «El mercado de los dispositivos portátiles y las aplicaciones habilitadas por estos dispositivos está creciendo rápidamente. Sin embargo, las limitaciones de forma y la rigidez de los componentes, especialmente de las pantallas, presentan desafíos para los wearables al limitar las opciones de diseño y utilidad.
«Las pantallas flexibles están impulsando un cambio de paradigma que permite mayores niveles de innovación en aplicaciones portátiles. La capacidad de doblar y montar pantallas y sensores irrompibles ultra-delgados a todas y cada una de las superficies, permite a nuestros socios la libertad de diseñar productos que cambian el juego, algo imposible hasta hoy «.