• 10 de junio de 2023 9:57 pm

El vínculo futurista entre el transporte y la naturaleza

Este vehículo de aspecto futurista aúna el respeto por el medio ambiente con las nuevas tecnologías aplicadas al transporte. Además, trata de ser económicamente rentable, así como práctico en su uso cotidiano.

Los creadores de UNO, como se llama el vehículo, son unos estudiantes mexicanos cuya intención era construir un vehículo con las características antes mencionadas. El diseño externo de UNO fue diseñado tomando como referencia los exoesqueletos (armazón o cubierta que poseen algunos animales) de los insectos. Sus medidas son: 1,20 metros de largo; 1,10 metros de ancho y 1,60 metros de alto.

La carrocería está compuesta por paneles desmontables, fabricados con materiales reciclados. Por su parte, el parabrisas, además de permitir una visión de 180º (complementada con cámaras de visión trasera) y de constituir el 30% del vehículo, es la puerta de entrada al mismo.

Este vehículo funciona gracias a su sistema de propulsión compuesto por celdas de hidrógeno, con capacidad para 10 litros, y motores eléctricos independientes en cada rueda, por lo que UNO es capaz de alcanzar los 90km/h (con una autonomía de 300km). Decía al principio que UNO tiene como una de sus finalidades salvaguardar el medioambiente… Y tanto que lo hace, puesto que, en vez de expulsar CO2 y de emitir gases contaminantes, produce agua.

unob