• 21 de julio de 2024 01:31

Primer casco inteligente conectado a la DGT y con cámara FullHD

Agencias

El pasado mes de octubre, la empresa LIVALL, especializada en el diseño y fabricación de cascos inteligentes, presentó su primer smart helmet de motociclismo. El modelo MC1. Un casco que ha costado más de dos años desarrollar por la dificultad de certificar ECE-06 y DOT en un diseño tan disruptivo. Este modelo fue presentado como prototipo en el CES de Las Vegas en 2020 y en la feria IFA de Berlín 2022, ya en su formato definitivo y con sus dos versiones disponibles: fibra de carbono y fibra de vidrio.

Con esta innovación, además de los servicios que ya proporciona cualquier producto LIVALL –como alarma SOS ante caídas, manos libres, luz baliza y de frenada–, ahora también presentan un servicio de alerta a motoristas de cualquier incidencia en carreteras por comando de voz.

El MC1 de LIVALL avisará a los motoristas sobre dónde y cuándo se ha producido un siniestro gracias a su conexión con DGT 3.0 de la DGT.

“Una innovación única a nivel mundial”: la DGT lanzó a Manu Marín, cofundador de LIVALL y CEO de LIVALL Europe, el siguiente reto: conectar sus cascos inteligentes con la plataforma Cloud 3.0 de la DGT antes de Semana Santa 2023.

El casco LIVALL MC1 Pro incorpora múltiples funcionalidades tecnológicas con tres niveles de seguridad preventiva: Bluetooth, intercomunicador, cámara Full HD 1080p para grabar hasta 6 horas de vídeo, sistema de alerta en caso de accidente y luces indicadoras LED, entre otras, como walkie-talkie para hablar en grupo.

Tras la gran repercusión del MC1 Pro en ferias tecnológicas como CES Las Vegas, IFA y su presentación en España, desde la DGT, Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología, lanzó a Manu Marín, cofundador de LIVALL y CEO de LIVALL Europe, el siguiente reto: conectar sus cascos inteligentes con la plataforma Cloud 3.0 de la DGT antes de Semana Santa 2023.

El reto perseguía, en palabras del subdirector “Tenemos que conseguir que las motos puedan recibir la información de la plataforma DGT 3.0. y que lo hagan por voz, a través del casco. Así podremos eliminar las sorpresas en carretera y la perdida de atención que supone atender visualmente a un navegador. Será un paso importante en favor de un colectivo especialmente vulnerable como los son los motoristas”

Así, la compañía, liderada por el emprendedor Manu Marín, aceptó el desafío y se puso manos a la obra.
Tan solo cinco meses después, el gurú tecnológico, presenta ya el resultado: un casco inteligente conectado a la plataforma de la DGT a través de una tarjeta 4G y 5G incorporada en el dispositivo, permitiendo el intercambio de datos y abriendo “un nuevo mundo de posibilidades”.

Entre ellas, y la más importante actualmente, en caso de siniestro en carretera, DGT 3.0 emitirá una señal directa al casco LIVALL MC1 a los motoristas más cercanos a la alerta. El dispositivo lanzaría un aviso mediante un comando de voz a todos los motoristas cercanos, informando del accidente a todos los usuarios para que puedan extremar la precaución.

En definitiva, una innovación única a nivel mundial que abre camino y asienta las bases de lo que será la seguridad vial del futuro, apostando por el vehículo conectado y adelantándose a la llegada del coche autónomo.

Cabe destacar que la Dirección General de Tráfico (DGT) lleva años trabajando para que la movilidad por carretera sea cada vez más segura e inteligente. El organismo tiene ahora entre manos el proyecto “más innovador de su historia”. Y es que, la DGT 3.0, es una plataforma de vehículo conectado con la que se ofrece información del tráfico en tiempo real a los usuarios de la vía.

Gracias a ella y a innovaciones como el MC1 de LIVALL, la movilidad por carretera será mucho más inteligente, eficiente, sostenible y ante todo segura. Se salvarán vidas, habrá menos atascos, se llegará antes al destino y como usuarios podremos ser más certeros a la hora de buscar un parking.

Según destaca Marín, “este es solo el primer paso hacia una nueva movilidad definida por un vehículo autónomo y conectado. Estamos en un continúo proceso de transformación hacia la movilidad sostenible, eficiente e inteligente; por ello hemos acentuado la importancia de la seguridad preventiva para que no tenga lugar el accidente. Nuestro objetivo es comercializar este producto en 2023 y que España abra camino en la gran innovación que supone el primer casco inteligente y conectado”.

Livall  Digital Platform

Tres niveles de seguridad del MC1

El más importante es el sistema de iluminación inteligente que ofrece una visibilidad de 360 grados al resto de conductores e incorpora luces de posición para incrementar la visibilidad y luz de freno en la parte trasera del casco en forma de V.
La estructura de MC1 es resistente y uniforme al contar con la certificación y homologación necesaria, teniendo en cuenta que incorpora un equipo especializado y LIVALL tuvo que afrontar un cambio de normativa (ECE 22.06 Y DOT).
El segundo nivel de seguridad está basado en un sistema de comunicación por Bluetooth, altavoces integrados en el interior y un micrófono con reducción de ruido frente al viento. Además, el casco se puede conectar al móvil para prevenir accidentes al proporcionar información de tráfico mediante comandos de voz.

Un aspecto a recalcar es el sistema SOS, es decir, una tecnología que previene daños mayores al facilitar la localización GPS cuando espera 90 segundos a que el usuario se mueva o cancele la señal de emergencia.
Dicha herramienta funcionará si el casco está conectado mediante Bluetooth al móvil, de esta manera, la persona podrá elegir hasta cinco contactos a los que se enviará un mensaje SOS, para que lo comuniquen a los servicios de emergencia.

Otro sistema es la comunicación en modo walkie-talkie con otros moteros para avisar de cambios de dirección en un ratio de hasta 1,3 kilómetros.

Por último, el tercer nivel de seguridad es la cámara incorporada en el frontal del casco que dispone de 120 grados para grabar en FULL HD hasta 32 horas de vídeo. Respecto a sus características técnicas, está fabricado en fibra de vidrio, pesa 1,4 kilos, cuenta con aislamiento térmico y acústico, y comenzará a venderse en España este Q2 2023.