• 26 de febrero de 2024 07:43

Cómo sobrevivir a un mundo digital

Es un punto de vista que parece dominar hoy en día, tanto en muchas partes del oriente como en casi todo el occidente, que estamos totalmente controlados por la tecnología y que ningún aspecto de nuestras vidas está libre de la influencia de varios aparatos electrónicos. Los ejemplos típicos y más comunes son el iPad, el iPhone y cualquier tipo de ordenador, es decir, un gran sector de nuestra sociedad que se considera parte del mundo digital se sentiría totalmente perdido sin acceso permanente a estos dispositivos.

Entonces ¿Qué pasa con las personas que no pertenecen a este grupo de la sociedad?

¿Cómo comunican?

¿Cómo trabajan?

¿Cómo se informan?

La lista de preguntas es infinita, igual que las posibilidades, las oportunidades y además los peligros que se nos presentan a través de la red y nuestra tecnología actual.

En realidad existen dos mundos: el mundo virtual y el mundo real. En nuestras vidas cotidianas vivimos en el presente del mundo real, que sí es diferente para cada uno. El mundo virtual es algo más oculto, sin rutina y menos entendido. Es posible beneficiarse de la tecnología digital sin vivir en un mundo virtual, incorporándola  en nuestras vidas de una manera positiva para ayudarnos a sobrevivir en el mundo real!

Se trata de usar tus dispositivos como herramienta en vez de permitir que te controlen la vida. Si adoptas esta actitud, tendrás más éxito en cada aspecto de tu vida, y la tecnología te puede ayudar…

Analicemos a) las maneras por las cuales te puede servir la informática para enriquecer la vida y b) los aspectos con los que debemos tener más cuidado para evitar unos peligros.

 

Enriquecer la vida

Información y formación, sobre todo en Internet. Es la fuente más amplia de informaciones en el mundo hoy en día y lo puedes utilizar según tus intereses y necesidades. Los buscadores pueden presentar respuestas a casi cada pregunta. Utilízalos para ayudarte con el trabajo, los pasatiempos, los intereses y mucho más, pero nunca dejes de ser analítico para filtrar todo lo que lees. La diferencia entre lo que encuentras en Internet y en otros sitios es que la red es un entorno menos controlado, es decir, siempre debes que llegar a tu propia conclusión sobre el valor de lo que acabas de leer. Elige el contenido escrito por personas o instituciones de autoridad. Este punto es particularmente importante con lo que se refiere a la salud o problemas médicos.

Comunicación, que sea por correo electrónico, Facebook o Skype – Ponte en contacto con amigos queridos del pasado en Facebook, habla con tus familiares que viven lejos por Skype, y usa el correo electrónico cuando seas la manera más práctica para comunicar. Por otro lado, evita enviarle emails cortos a la persona sentada a tu lado en el trabajo. La tecnología no puede reemplazar a la interacción directa con otras personas, actuación que  es mucho más beneficiosa para tu salud mental! Por cada comunicado que hagas online, trata de hacer otros dos offline.

Herramienta, sobre todo para el trabajo. Esto varía mucho entre personas, pero puedes aprovecharte de la tecnología para presentarte de una manera profesional, tener acceso a millones de clientes potenciales o para completar la tarea que tienes. Hay un programa para cada necesidad.

Los peligros

Tu identidad personal y tus datos personales siempre deben estar protegidos. Nunca des informaciones personales en un perfil que lo puede ver cualquier persona. No compartas datos personales ni financieros con nadie en la red o por teléfono.

Tus documentos: Es imperativo siempre tener un backup para tus documentos importantes. La recuperación de datos es posible después de dañar un dispositivo, pero es aconsejable tener copias de los documentos en otro sitio, y esencial instalar un buen sistema antivirus.

La adicción a la pantalla es una enfermedad moderna. No te enganches!

Infórmate, protégete y aprovecha!