• 19 de junio de 2024 04:36

Diseñan un robot que se anticipa a los movimientos humanos

Comienza a no parecernos extraño el que existan robots con autonomía para realizar distintas tareas en diversos campos. Incluso, ya nos vamos acostumbrando a ver noticias de androides que tienen una apariencia humana y a los que se les ha programado para que se comporten con algunos rasgos humanos. Por ejemplo, robots que cantan, sonríen o hablan.

Como hoy en día la tecnología avanza a una velocidad vertiginosa y las investigaciones transcurren por doquier, de un confín a otro del globo, es de esperar encontrarse con que han creado un robot capaz de identificar los movimientos humanos y anticiparse a ellos. La finalidad, ayudar al ser humano en sus tareas cotidianas. Aunque lo interesante es, además, todas las posibilidades que se abren en un futuro gracias al desarrollo de inventos como el Robot PR2.

Este robot, creado por Ashutosh Saxena, Hema Koppula y su equipo, pertenecientes a la Universidad de Cornell, en Ithaca (EE.UU), analiza los gestos y acciones del individuo, anticipándose así a sus movimientos y ofreciendo ayuda en la realización de una determinada tarea, como abrir la puerta del frigorífico, servir un refresco o recoger los platos, entre otras cosas.

robot3

Ashutosh Saxena comenta que «a pesar de que los seres humanos son predecibles, son sólo una parte predecible del tiempo» y que, además, «el futuro sería el de averiguar cómo planea el robot su acción. En este momento estamos trabajando en codificar las respuestas, pero debe haber una manera para que el robot aprenda cómo responder».

robot4

La investigación fue financiada por la Oficina de Investigación del Ejército de EE.UU., la Fundación Sloan Alfred E. y Microsoft. El robot cuesta aproximadamente 280.000 dólares (216.000 euros).

Cómo funciona el Robot PR2.
El robot PR2 lleva incorporada una Kinect 3D y una base de datos de vídeos en 3D. De este modo, el androide puede analizar y comprender los movimientos de los individuos que están a su alrededor, para así anticiparse y realizar las tareas. Con estos dos equipamientos, PR2 estudia los posibles usos que se le dan a los objetos y deduciendo cómo se pueden emplear en distintas actividades futuras como comer, beber, limpiar o guardar, eligiendo la que es más probable. PR2 se actualiza constantemente y cuanto más estudie y determine el uso de los objetos y las actividades, más se ajustarán sus predicciones.

robot5

PR2 realiza el análisis de las acciones y actividades mediante algoritmos muy complejos que detectan los movimientos y los clasifican en subactividades, para poder predecir lo que hará el individuo después. Una acción provoca que el robot busque entre posibles “rutas” y en función de cuáles sean, se detiene o interviene en la acción. Por ejemplo, si PR2 va a servir una bebida en una taza y la persona la sujeta, el robot es capaz de darse cuenta de lo que sucede y esperar a que la taza esté sobre la mesa de nuevo, para servir la bebida.

robot2

Los resultados de las pruebas que han realizado con el robot, muestran que PR2 hizo predicciones correctas en un 82% de las veces, con un segundo de predicción en el futuro; el 71% de las actividades con las que respondió fueron correctas durante 3 segundos de predicción y el 57% correcto durante 10 segundos. Los investigadores apuntan que lo interesantes es que PR2 puede aprender de sus errores, incrementando así su precisión.