• 25 de febrero de 2024 15:49

EPOSBED, una cama inteligente para facilitar la movilidad de los discapacitados

La pyme riojana Spaldin ha coordinado el proyecto Eposbed que, desarrollado gracias a la inversión de la Comisión Europea, consiste en una cama articulada inteligente para que pacientes con movilidad reducida puedan dirigirla con levísimos movimientos de cabeza, aumentando con ello su autonomía y su calidad de vida.

Además, según los diseñadores del proyecto, su uso en hospitales podría reducir significativamente las lesiones de espalda del personal sanitario que trabaja con este tipo de pacientes. Se estima que el 85% de enfermeros y enfermeras sufren este tipo de dolencias en algún momento de su carrera, lo que se traduce en un gasto anual de 6 billones de euros para los hospitales europeos.

El mercado de camas especiales de hospital alcanzó alrededor de 800 millones de euros de facturación en Europa en 2005, con una tasa de crecimiento anual del 9%, como consecuencia del envejecimiento de la población. A pesar de la fuerte demanda de un sistema que permitiera a los pacientes mejorar su movilidad, hasta ahora no existía ningún producto satisfactorio en el mercado.

¿Cómo funciona EPOSBED?

EPOSBED es una cama conducida por un software inteligente que interpreta las intenciones del paciente a través de ligeros movimientos corporales y le ayuda a moverse, evitando la aparición de escaras y otros problemas vinculados a permanecer en la misma posición durante mucho tiempo. Cada cama se dobla vertical y lateralmente, ayudando al paciente a sentirse más cómodo, sin necesidad de un control remoto ni de asistencia personal ya que, a diferencia de las camas existentes, su mecanismo es accionado por el software de inteligencia artificial que responde a los cambios en la presión del cuerpo. Eposbed también mejorará la calidad de vida del personal sanitario, el 85% del cual sufre lesiones en la espalda debido al peso de los pacientes, lo que supondrá un ahorro de millones de euros en bajas laborales a los hospitales.

El proyecto EPOSBED, que se encuentra en las últimas fases, ha contado en esta última con una inversión de 313.000€ provenientes de los fondos de I+D de la CE, que se suman a los 1,1 millones de euros del proyecto inicial. EPOSBED está siendo desarrollado por un consorcio de pymes y empresas europeas coordinado por Spaldin y se prevé que comience a comercializarse internacionalmente a finales de este año. Para Óscar Valdemoros, director general de Spaldin y coordinador del proyecto EPOSBED “El proyecto EPOSBED es una muestra de cómo los fondos de la CE están permitiendo a pymes innovadoras como la que dirijo fortalecer su posición en el mercado mediante el desarrollo de nuevas tecnologías que cubran las necesidades del mercado”.