• 26 de mayo de 2024 12:52

El Arca de Noé de Ecuador

Arca de Noé, un proyecto ecuatoriano, creado desde el 2008 de caracterización taxonómica y genética de la diversidad biológica, presenta 35 nuevas especies que permitirían el desarrollo de la ciencia.

Este estudio realizado por la Escuela Politécnica Nacional (EPN),  la Pontificia Universidad Católica (PUCE) y financiado por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Ambiente de Ecuador toma muestras de tejidos de animales y plantas para tener un inventario e irlos guardando en repositorios especializados.

Esto, con el fin de generar un sistema centralizado de información de estándares internacionales, de organización de los metadatos asociados a la riqueza biológica, que permitiría el cambio de matriz productiva con un inventario de mayor cantidad de especies presentes en el país.

Para esto se investiga 10 áreas de estudio donde existe la mayor biodiversidad, de acuerdo a los científicos. Entre ellas el Parque Nacional Yasuní, Sangay, Llangantes, Podocarpues, la Reserva ecológica Ilinizas, Cordillera del Cóndor, entre otras.

René Ramírez, secretario de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, afirma que necesario estudiar la biodiversidad; sin embargo no se sabe exactamente “de qué magnitud estamos hablando y cuáles son las características de esta biodiversidad (…) porque sin lugar a dudas es un recurso estratégico para el Ecuador”

La biodiversidad permite conocer las fuentes de alimento, la regulación del clima, la bioprospección de principios medicinales y biomateriales, etc.

En la fase actual del proyecto se han descubierto 5 nuevas especies para el mundo científico siendo aproximadamente 1.254 especies en total (hongos, plantas, animales). 466 serían identificadas y 934 genoma.

Ramírez, aseguró además que el país está lleno de biodiversidad y que “este proyecto a escala nacional tiene un presupuesto de 11 millones de dólares”.

A pesar de su extensión relativamente pequeña a la de otros, Ecuador es uno de los países con mayor riqueza biológica del planeta por su diversidad de especies y ecosistemas. Al encontrarse en la cordillera de los Andes se pueden observar, especialmente en sus bosques, una enorme cantidad de flora y fauna.