• 30 de mayo de 2024 10:05

Las Alergias y la Primavera

Cada año los alérgicos, entre los que me incluyo, tememos a la llegada de la Primavera porque con ella se nos disparan los síntomas producidos por nuestros distintos tipos de alergia. No es que dejemos de ser alérgicos el resto de las estaciones porque, ciertamente, seguimos siéndolo, en mayor o menor medida. Pero, como decía, llega la Primavera, suben los niveles de alérgenos y nuestro sistema inmunitario se revoluciona. Conozcamos lo que es la “Alergia”.

Foto realizada por Louisa Howard
Foto realizada por Louisa Howard

Definición de Alergia.
La alergia es una hipersensibilidad a una sustancia que, si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos. A dicha sustancia se la denomina “alérgeno” y los síntomas que provoca son las llamadas “reacciones alérgicas”. Cuando una sustancia o alérgeno entra en el organismo de una persona alérgica, el sistema inmunitario responde produciendo gran cantidad de anticuerpos (IgE).
La reacción alérgica se genera al estar la persona en continua exposición con el alérgeno, produciéndose la liberación de mediadores químicos, como la histamina, que es la que produce los síntomas.

Motivo del Desarrollo.
La alergia puede tener un origen hereditario. Pero esto no quiere decir necesariamente que al nacer ya seamos alérgicos a algo, sino simplemente que somos propensos a tener algún tipo de alergia.

La Reacción Alérgica.
Para que la reacción alérgica se desencadene son necesarios cuatro componentes principales:

Alérgeno: Sustancia causante de la alergia.

Inmunoglobulina (IgE): Anticuerpo producido por el sistema inmunológico en respuesta al alérgeno.

Mastocitos: Células especiales que se encuentran en la piel y en órganos húmedos del cuerpo (nariz, ojos, boca), cargadas de gránulos de histamina.

Histamina: Sustancia que se libera en el proceso alérgico y que es la responsable de los síntomas de la alergia.

Algunos tipos de Alergias.
1)Alergia al Polen: Se le conoce también como “fiebre del Heno”. Se manifiesta con rinitis (estornudos, secreción nasal, picor o congestión nasal) y/o conjuntivitis (lagrimeo y picor ocular).

2)Alergia a los Ácaros del Polvo: Los ácaros prefieren los ambientes cálidos y húmedos y se alimentan de fragmentos biológicos como por ejemplo las descamaciones microscópicas de nuestra piel. Los ácaros viven y se proliferan en abundancia (y su difusión va en aumento) en nuestras casas, y muy particularmente dentro de cojines y colchones. Los ácaros no viven en bajas temperaturas ni por encima de los 1.500 metros.

3)Alergia a los Animales: Las sustancias del pelo y la piel de los animales pueden provocar importantes alergias. Entre los animales domésticos, los gatos son estadísticamente los que más riesgo conllevan cuando viven en estrecho contacto con los habitantes de la casa. Las reacciones alérgicas pueden comportar los clásicos síntomas respiratorios, aunque a veces también pueden aparecer severas manifestaciones cutáneas como erupciones (eritemas). Además de los gatos, los perros, caballos y demás animales pueden ser responsables de las alergias.

Tratamientos.
Antihistamínicos

Los antihistamínicos bloquean los receptores H1, impidiendo los efectos de la histamina, aliviando, de esta manera, los síntomas principales de la alergia, como los estornudos, la conjuntivitis…. Además son efectivos para todo tipo de alergias, debido al bloqueo directo de los receptores. Están disponibles en cápsulas, cremas, sprays nasales, jarabes y colirios.

Corticoides

Están disponibles en diversas formulaciones: cremas, lociones, sprays nasales y colirios. Los corticoides en spray nasal están indicados para ayudar a reducir la sintomatología de la rinitis. Son muy eficaces pero deben utilizarse con regularidad durante todo el período alérgico. Las cremas y lociones están indicadas para eventuales reacciones cutáneas.

Inmunoterapia

Normalmente se reserva a pacientes con alergias severas que no responden a la medicación. Se inyectan cantidades de alérgeno cada vez superiores para inducir cierta inmunidad hacia el alérgeno causante. Es un proceso largo y tiene el riesgo de anafilaxis y severos broncoespasmos inmediatamente después del tratamiento.

Cromoglicatos

Los comoglicatos (el sódico y el disódico), se utilizan como prevención. Se prescriben durante un periodo de un mes aproximadamente con anterioridad a la estación alérgica, ya que no actúan sobre la reacción.

Proceso Alérgico.

Primera Fase

-Exposición al alérgeno

-Sobre-reacción del cuerpo por la producción de anticuerpos.

-Los anticuerpos atacan a los mastocitos que se preparan, esperando exposiciones posteriores al alérgeno (pueden se semanas, meses, años)

-En esta fase no se experimentan síntomas.

Segunda Fase

-Exposiciones sucesivas al alérgeno.

-El alérgeno hace reaccionar a los mastocitos.

-Los mastocitos liberan histamina.

-Aparecen los primeros síntomas de la alergia.

Consejos para reducir el riesgo de reacciones alérgicas:

Si se tienen animales:

-No dejar entrar al animal en la sala de estar ni en el dormitorio.

-Limpiar regularmente el pelo del animal y el lugar que más habita.

Para los Ácaros:

Ácaros

Limpieza

-Usar regularmente el aspirador (preferiblemente los dotados con filtro antiácaros).

-Los sistemas de aire acondicionado deben ser cerrados o estar dotados con un filtro de aire que deberá cambiarse frecuentemente, al menos cuatro veces al año.

-Para no respirar el polvo que se levanta mientras se limpia, utilizar un trapo húmedo y utilizar una mascarilla que proteja boca y nariz y, eventualmente, cubrir también la cabeza.

Decoración

-Evitar todo objeto que pueda atrapar el polvo, sobre todo en el dormitorio. Por ejemplo: moquetas, cortinas, alfombrillas, tapicerías de tela, objetos decorativos en la pared, tapetes, cuadros y libros.

Dormitorio

-Eliminar los colchones, cojines y fundas que contengan materiales de origen animal o vegetal como la lana, yute, cáñamo, fibras vegetales, heno, paja o crin de caballo, los cuales constituyen un cómodo nido para los ácaros.

-Por el mismo motivo, no decorar la estancia con muebles y objetos tapizados.

-Utilizar colchones y cojines de goma-espuma o látex, o bien recubrirlos con materiales sintéticos no porosos e impermeables para los ácaros.

-Utilizar sábanas y cubrecamas que puedan lavarse a más de 55º: a esa temperatura el ácaro no sobrevive.

Para el Polen:

-Usar humidificadores y acondicionadores de aire con filtro anti-polen.

-En los viajes en coche no tener las ventanas abiertas.

-Mantener las ventanas cerradas a primera hora de la mañana y al atardecer (el período de mayor polinización).

-Ducharse y cambiarse de ropa al volver a casa (el polen puede haberse depositado sobre el pelo y la ropa).

-Ir de vacaciones a sitios y en estaciones donde haya baja concentración de polen.

-Evitar los factores irritantes como el humo, el polvo, los sprays o los insecticidas.