• 25 de febrero de 2024 14:28

El cambio de hora: por qué y cuándo se hace

Antes de adentrarnos en el tema, comencemos con un poco la historia de por qué y para qué se cambia la hora.

El origen de dicho cambio, se remonta a 1784 y a Benjamin Franklin. En aquella época era embajador de Estados Unidos en Francia y en esa misma fecha, decidió enviar una carta al diario Le Journal de París, en la que proponía algunas medidas para el ahorro energético. Estas medidas fueron: imponer unos impuestos a las personas cuyas contraventanas impidiesen la entrada de luz a sus habitaciones, regular el consumo de cera y velas, y hacer repicar las campanas de la iglesia al amanecer para que todo el mundo se levantase a la misma hora (imagínense si nos despertaran ahora así). Las medidas del embajador no se tomaron muy en serio, en un principio. Más adelante, fueron retomándose y evolucionando hasta llegar a la conclusión de que lo más conveniente era el cambio de hora.

El primer cambio de hora

George Vernon Hudson

A principios del siglo XX se inició el cambio de hora tal como lo conocemos hoy en día. La idea de implementar el horario de verano fue propuesta formalmente por el político y científico neozelandés George Hudson en 1895. Él sugirió adelantar el reloj en dos horas durante el verano para aprovechar la luz natural en la tarde y disfrutar de actividades de ocio después del trabajo.

Alemania fue el primer país en implementar oficialmente el horario de verano durante la Primera Guerra Mundial en 1916, con el fin de ahorrar energía. Muchos otros países europeos adoptaron la medida durante el conflicto bélico y, posteriormente, algunos países como Gran Bretaña y Estados Unidos la mantuvieron de manera intermitente hasta que se hizo permanente.

Desde entonces, el horario de verano y de invierno ha sido adoptado por muchos países de todo el mundo, aunque algunos países no lo utilizan o lo han abolido recientemente.

Otro dato histórico: La primera vez que se aplicó fue durante la I Guerra Mundial. Luego se dejó a un lado, reanudando su uso en 1973, a partir de la Crisis del Petróleo.

Motivos por los que hacer el cambio de hora

Hay varios motivos que se han argumentado a favor del cambio de hora. Los principales son:

  1. Ahorro energético: el cambio de hora puede ayudar a ahorrar energía al aprovechar más la luz solar. Al adelantar el reloj una hora durante el verano, se reduce el consumo de energía eléctrica para iluminación y calefacción en las tardes.
  2. Mejora la seguridad vial: con más luz natural en la tarde, se pueden reducir los accidentes de tráfico, especialmente en horas punta de tráfico.
  3. Beneficios para la salud: algunos estudios sugieren que el cambio de hora puede tener efectos beneficiosos para la salud, como mejorar la calidad del sueño y reducir la tasa de depresión estacional.
  4. Incremento en el turismo y las actividades al aire libre: más luz natural en la tarde puede incentivar a la gente a salir de casa y disfrutar de actividades al aire libre y turismo.

Sin embargo, también hay argumentos en contra del cambio de hora, como interrupciones en los ciclos de sueño, trastornos en los horarios de alimentación y aumento de la fatiga en algunas personas.

Argumentos en contra de cambiar la hora

  1. Perturbación en el sueño: el cambio de hora puede afectar los ciclos de sueño y alterar el ritmo circadiano, lo que puede provocar trastornos del sueño y problemas de concentración.
  2. Problemas de salud: algunos estudios sugieren que el cambio de hora puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otros problemas de salud.
  3. Afecta el rendimiento laboral: el cambio de hora puede tener un impacto negativo en el rendimiento laboral, especialmente en las personas que trabajan en turnos rotativos o que tienen horarios fijos.
  4. Problemas de adaptación: el cambio de hora puede ser especialmente difícil para los niños, las personas mayores y aquellos que sufren trastornos del sueño o de ansiedad.
  5. Afecta a los animales y plantas: el cambio de hora también puede tener un impacto negativo en los animales y las plantas, especialmente en los que tienen ciclos de actividad y descanso relacionados con la luz solar.

El motivo de más destacado de tener dos horarios diferentes que prevalece sobre los demás y sobre sus inconvenientes, no es otro que el ahorro de energía, haciendo menos uso de la electricidad y aprovechando al máximo la luz solar.

Zonas horarias del mundo
Zonas horarias del mundo

Cambios horarios. Verano e invierno

Horario de Verano: El cambio se lleva a cabo el último domingo del mes de Marzo. Se adelantan una hora los relojes, por lo que las 2:00 am, pasa a ser las 3:00 am.

Horario de Invierno: El cambio se lleva a cabo el último domingo del mes de Octubre. Se atrasarán una hora los relojes, por lo que a las 3:00 am, serán las 2:00 am.

Países en los que se cambia la hora

  • Europa: La mayoría de los países de Europa cambian la hora dos veces al año. En la Unión Europea, los cambios se realizan de manera coordinada el último domingo de marzo y el último domingo de octubre.
  • América del Norte: Estados Unidos, Canadá y México cambian la hora dos veces al año. Los cambios se realizan en marzo y noviembre.
  • América del Sur: En Sudamérica, solo algunos países cambian la hora. Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, por ejemplo, tienen horario de verano.
  • Asia: En Asia, el cambio de hora se aplica en algunos países, como Rusia, Irán, Israel, Jordania y Mongolia.
  • Oceanía: En Oceanía, el cambio de hora se aplica en Australia y Nueva Zelanda.

En ciertos países, el cambio de hora ha sido suspendido o nunca se ha implementado. Por ejemplo, algunos países en África, Asia y América del Sur no realizan el cambio de hora. Además, algunos países como Rusia han decidido dejar de hacerlo después de haberlo aplicado previamente.